jueves, 3 de julio de 2008

Francis Ponge: poeta honoris causa de las cosas


Francis Ponge, el conocido rector honorario de las cosas ha ejercido con la literatura la impensada dictadura, un continuado e implacable dominio de las cosas.
La poesía de Ponge no admite deformaciones ni adiciones subjetivas o sentimentales. Ser una mirada antes que una sensibilidad. Donde los objetos son a la vez una solución y una lección. Solución en el sentido de que el mundo de las cosas suprime toda inquietud.
Por ello el poema debe ser accesible a todos, tan reconocible como el objeto mismo. Una belleza hecha de exactitud y objetividad es una forma de la justicia. He aquí la lección y su moral inseparable. Desde luego, el desafío de las cosas hacia el lenguaje presupone una puja permanente, pero, cualesquiera sean las intenciones, la obra vale lo que vale su lenguaje.
A Ponge no le interesa una ocasional posesión del objeto. Busca antes que nada una concentración de lo finito en lo infinito. Un infinito que no atenta con su desmesura o su turbulencia.

2 comentarios:

Lujagi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lujagi dijo...

Gyula, vi tu obra en Arteba, sublime la esfera suspendida!!
Agregué la nota que te hice a mi sitio:

www.entrevistarte.blogspot.com

Y en el de la revista:
www.notife.blogspot.com

Saludos
Luciano Giusti